Entrevista a Patricia Kraus

0
50

 

Por Javier Catalán     

 

Cantar como quien besa los labios de la persona amada, con la calma precisa y el sabor del triunfo en la boca, paladeando con la voz, de forma sostenida, el misterio verbal que revela la noche, es deseo y ambición de muchos, pero soberanía y poder solo al alcance de unos pocos elegidos.

Cantar de este modo como quien respira, por pura necesidad vital, es lo que hace Patricia Kraus por instinto.

Vivir y sentir en primera persona el trato de su voz, un privilegio para los sentidos que nos brindó la cantante española nacida en Milán, el pasado 9 de febrero en uno de los santuarios de la música en directo de este país, en Murcia, en  “La Puerta Falsa”, colmado hasta el último de sus rincones por un público entregado y dispuesto a trascender lo terrenal al menos durante un par de horas.

Tener la oportunidad de entrevistar a Patricia Kraus para Opticks Magazine, una experiencia deliciosa que guardaré para siempre en el primer cajón de mi memoria.

 

Pregunta.- Patricia, bienvenida de nuevo a Murcia. Es la segunda vez que actúas en “La Puerta Falsa” en los últimos cuatro meses.

Imagino que hay lugares donde un artista se siente especialmente cómodo. ¿Cuáles son las razones que te han traído de nuevo a este lugar tan emblemático y qué novedades pueden esperar quienes hayan decidido disfrutar de nuevo con el arte de tu voz?

 

Respuesta.- Bueno, éste es un lugar que me gusta. En un año que no es de giras sino de preparación de un nuevo disco, me gusta mantener las actuaciones y el contacto con el público porque me gusta mucho actuar y aquí me siento un poco como en mi casa.

Ahora haremos un recital de piano y voz, que es algo diferente, el tratamiento de las canciones es distinto; y es una historia donde los dos instrumentos tenemos más trabajo, estamos más implicados y va a haber mucha comunicación con el público. Es un poco más íntimo que con la banda.

 

P.- Ser hija de uno de los tenores mundialmente más reconocidos, uno puede pensar que te abriría en su momento muchas puertas. Pero la fuerza acaparadora de tu apellido ¿crees que en otros momentos puede haber limitado, si no tu desarrollo y progresión musical, que es evidente que no, sí tal vez haberte impedido alcanzar un mayor grado de reconocimiento por tu propia valía profesional?

 

R.- Bueno… Mira, sabes lo que pasa, en todas las familias de artistas hay sagas. Tanto en el teatro como en la música, etc., suele ser normal que haya más de un cantante o más de un actor en una familia. Y siempre que eres hijo o hija de alguien muy famoso, que en el caso de mi padre es un magnífico cantante, bueno, yo creo que uno de los mejores cantantes que van a quedar en la historia, es un reto para uno mismo porque la gente siempre espera mucho de ti o te prejuzga.

Entonces, al principio de tu carrera te influye mucho lo que piense la gente, sobre todo cuando eres jovencita; pero con el tiempo tú te vas labrando tu carrera y los hechos hablan por sí solos.

Para mí siempre ha sido un reto y, sobre todo, un orgullo ser hija de mi padre y venir de una familia de músicos y continuar un poco con la saga en todo lo que pueda.

 

P.- ¿Te consideras justamente valorada aquí en tu propio país, en España?

R.- Yo sí, porque el tipo de música que yo hago no arrastra masas. Y dentro de lo que es la música soul, blues y jazz en España estoy muy bien considerada, estoy cantada, puedo cantar y dar actuaciones y para mí es suficiente.

No, no busco la popularidad de “los 40 principales” o algo por el estilo… Hombre, si viene, fenomenal, pero no es lo primordial en mi carrera. A mí lo que me gusta es hacer una carrera personal y estar orgullosa de lo que canto y de las cosas que canto.

 

P.- Habiendo nacido en Italia y hablando, como hablas, el idioma de Dante, ¿no te ha tentado nunca la posibilidad de grabar algún trabajo en esa lengua y probar suerte en aquel mercado?

 

R.- En este disco “Retrocollection”, tengo grabado un tema en italiano y siempre mis músicos son italianos, o sea, que estoy rodeada de italianos por todos lados. Pero sí, sí me gustaría cantar allí.

De hecho, en la próxima gira internacional vamos a visitar China, Estados Unidos y vamos a intentar ir a Italia, lo que pasa es que las cosas todo el mundo sabe cómo están, están fatal. Es difícil, pero claro, claro que me gustaría.

 

P.- Has sido también profesora de la academia de Operación Triunfo. Dada tu formación musical, ¿qué opinión te merecen este tipo de programas que han ido surgiendo con un formato similar  al de OT? ¿Crees que habilitan un camino alternativo a lo que son los cauces reglados y tradicionales de la formación musical, que democratizan y acercan la industria musical a personas que de otro modo nunca podrían acceder a ella; o por contra la desnaturalizan, invitan y abren la puerta a la mediocridad?

 

R.- No fui exactamente profesora. Me llamaron para hacer unos cursos, como colaboradora.

Para mí son programas de televisión; quiero decir, que lo que venden son galas de televisión. Y como entretenimiento, pues están muy bien; pero pretender algo más, tampoco creo que ellos lo pretendan, ni que sea una academia que sirva para nada.

En la primera edición de OT, por ejemplo, hubo gente que salió adelante en la industria. Pero luego ya ha sido imposible, porque tampoco tenemos una industria que pueda absorber mucho, es pequeña.

Así es que para mí, yo me quedo con lo que son. Son programas de televisión, que la gente se lo pasa bien, que disfruta, que escucha música y escucha a unos cantantes. Pero más allá de eso no creo que tengan mucho más que aportar.

Ah, yo me lo pasé muy bien. Tengo que decir que fue una experiencia para mí en la televisión, que nunca la había tenido. Me encantó.

Me propusieron seguir y yo les dije que no, porque a mí lo que me gusta es mi profesión de cantante y no quería ser un personaje de la televisión tampoco… Que me parece muy bien, pero no era lo que yo quería.

 

P.- ¿Qué opinión te merece a ti, que te has mostrado partidaria del buen uso de las nuevas tecnologías aplicadas a la industria musical, la situación actual de la misma en general, y en particular en nuestro país, habida cuenta de las permanentes amenazas que se ciernen sobre ella? (la piratería, las descargas ilegales, etc.).

 

R.- Bueno, es que la industria hace ya mucho tiempo que se desmarcó, se desmontó de las nuevas tecnologías, de Internet.

Y entonces los músicos andamos mucho, casi todos, en la autogestión. Las compañías ya no financian nada, no están en ningún lado, de manera que somos los músicos quienes nos lo tenemos que hacer todo. Y cuentas con Internet y con multitud de herramientas para difundir tu trabajo, esto es así, lo que ocurre es que eres una gota en medio del mar.

Lo malo de esta realidad es que hoy no tienes la posibilidad de un acceso masivo al mercado por los medios tradicionales, al carecer de una adecuada distribución. Sin embargo, y esto es lo positivo, las nuevas tecnologías te permiten hacer tu carrera por ti mismo; y depende de cómo te lo montes y los apoyos que encuentres, puedes sacar tu disco y salir adelante.

Yo tengo mi propio estudio de grabación, tengo una productora y desde hace ya muchos años me lo hago todo.

 

P.- Has declarado, tras tu último trabajo “Retrocollection”, estar en el mejor momento de tu carrera artística, después de haber explorado terrenos musicales de lo más variado (música pop, rock, electrónica, experimental y ahora jazz, soul y música, en general, de raíz negra). ¿Consideras que transitas actualmente por el terreno que más se acomoda a tus gustos y a tus cualidades interpretativas; o no descartas continuar abriendo nuevas vías de desarrollo y evolución musical?

 

R.- A ver, lo de estar en el mejor momento después del último trabajo es algo que siempre se dice, qué vas a decir, ¿no? Pero sí yo creo que un músico, cuando lleva ya unos años y tiene una madurez musical, se va reafirmando, ganas en todos los sentidos y eso se agradece.

En cuanto a la segunda parte de la pregunta, la respuesta es que sí, me encuentro muy cómoda con lo que hago actualmente.

Y lo de explorar nuevos horizontes, yo creo que ya está todo inventado, tampoco hay mucho por explorar. Pero sí que a lo mejor hago para este año alguna incursión, con alguna colaboración, en la música clásica. Ya se irá viendo.

Pero, por favor, animo a todos aquellos que estén interesados en mi carrera a que me sigan en Facebook y en mi página web, donde podrán saber de todos mis proyectos y de lo que estamos haciendo.

 

P.- Al hilo de lo anterior, ¿qué nuevos proyectos llevas ahora entre manos, que se puedan contar?

 

R.- Pues además de lo que he comentado antes, anunciarte que para el 2014 sale un nuevo disco, Retrocollection. Volumen II.

 

P.- Patricia, ¿algún artista con quien siempre hayas querido realizar un proyecto artístico en común?

 

R.- Hay mucha gente que me gusta y es verdad que he tenido alguna colaboración. Pero siempre es muy difícil unir dos personalidades dentro de la música. No es tan fácil que salga una cosa realmente bonita.

Me gustaría pero no es tan fácil. Son situaciones que no hay que forzar; si sale de manera natural, pues genial.

 

P.- Ha sido un auténtico placer compartir esta charla contigo y quisiera pedirte un saludo para Opticks Magazine.

 

R.- Pues nada, un saludo a todos los amigos de Opticks Magazine y que os lo paséis muy bien y que me sigáis y, sobre todo, a la buena música. Chao.

 

Publicación : 16 de septiembre de 2013

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here