Entrevista a Miguel Cerro

0
110

 

Por Manuel Berenguer   

Con el nombre tan sugerente de Libros de un extraño árbol nace el proyecto editorial del ilustrador cordobés Miguel Cerro.

Tras trabajar para varias agencias de publicidad y como diseñador freelance, decide embarcarse en la aventura de la autoedición y publica Por qué y para qué llueve, un libro ilustrado dirigido a todos los públicos,  pero enfocado hacia los más pequeños de la casa, en el que nos propone un juego que consiste en que despertemos nuestra curiosidad, dejando a un lado las conclusiones más obvias al preguntarnos el porqué de las cosas y nos animemos a obtener una visión alternativa de la vida.

Después de publicar algunas de sus obras en el número 8 de nuestra revista, le entrevistamos preguntándole por su nuevo trabajo.

P. Buenos días Miguel. En tu blog comentas que todo en la vida tiene un por qué. ¿Cuál es el porqué de esta aventura llamada Libros de un extraño árbol?

R. Muy buenas! Pues yo creo firmemente que todo tiene un por qué, no doy lugar a la casualidad y el por qué de esta “locura” es sobre todo y fundamentalmente porque me hace feliz y luego además es una opción con la que ganarse la vida, si juntamos estas 2 condiciones tenemos un proyecto para ilusionarse y una de las mejores cosas que te puede pasar en la vida,  creo que todo el mundo debería tener derecho a trabajar en lo que más le guste y de verdad le haga feliz. Aunque como en el primer libro, hay más porqués de todo esto, no estoy muy de acuerdo con el sistema editorial que hay en la actualidad, pero también lo que más me gusta en el mundo es  hacer libros y contar cosas, así que tras analizar una serie de cuestiones  decidí lanzarme , luego aparte considero que hay otra crisis en el mercado, que aunque está sobre saturado, creo que en muchísimos casos no se cuidan determinadas cosas en los libros y parece que el único objetivo es vender a toda costa, todo en este mundo se comercializa demasiado y creo que esta comercialización no favorece nada al mercado de los libros ilustrados, ojo, como digo en la web de la editorial, yo no puedo garantizar que mis libros sean bueno, malos o tan siquiera regulares, pero lo que si puedo garantizar es que cada libro, cada proyecto, será desde lo más dentro de mi y haré todo lo posible porque sea un trabajo especial. Obviamente hay que pagar facturas y hay que vivir pero no es mi motivación intentar hacer 6 libros al año y venderlos como sea, prefiero hacer menos,  cuidar cada detalle e intentar hacer un libro que la persona que lo lea le toque algo por dentro,  esto es un gran por qué, también, aunque esto último sería sobre todo para los libros ilustrados para adulto que saldrán en un futuro si todo va bien.

 

P. ¿Cómo ha sido el proceso de creación de la editorial y de este primer libro? Corren malos tiempos para la lírica… ¿Has encontrado muchos charcos en el camino?

R. Pues por suerte el sistema editorial más o menos lo conozco por la experiencia que he tenido como ilustrador en libros para otras editoriales, luego también siempre intento rodearme de gente que controla mucho en el tema y siempre me dejo asesorar, cada día se aprenden cosas nuevas, esto a facilitado mucho el poder crear la editorial. El primer libro nace prácticamente en las actividades que suelo hacer como ilustrador en colegios y bibliotecas, a mí me gusta mucho cuando llueve y en una de estas actividades había una ilustración con una nube y llovía, yo pregunté a los niños y niñas: ¿os gusta cuando llueve? Y el 90 % me dijo que no… esto me hizo pensar y le quise dar la vuelta, ¿por qué un día de lluvia es gris? Puede ser mucho más colorido de lo que la gente cree… y con este libro intento demostrar lo bueno que puede ser un día de lluvia dando ejemplos de por qué y para qué llueve y animando al lector a que el por su cuentas siga buscando.  ¡Muy bien traído lo de los charcos! Es un momento difícil para cualquier cosa, pero en mi caso creo que eso podría ser precisamente un motivo para intentarlo,  algún que otro charco me estoy encontrando y alguno incluso te los ponen, jeje, pero prefiero quedarme con que hay mucha gente importante en el mundo de los libros  que me apoya y me echa una mano si me hace falta, hay mucha gente que está apostando por este primer libro y es con lo que me quedo.

 

P. También dices que siempre hay que reinventarse. Puede que sea algo anecdótico, pero me tiene intrigado que en muchas de sus ilustraciones aparezca una regadera. Incluso en las que salieron publicadas en nuestro número 8. ¿Es un símbolo de la necesidad de alimentar continuamente nuestra mente para no quedarnos estancados o es una alegoría de que el mundo está como una regadera?

R. Lo de reinventarse para mi es una obligación que me he puesto, intento que mi trabajo esté en una constante evolución, la idea es mantener una personalidad y crear algo que la gente siempre lo relacione conmigo aunque a primera vista se vea que hay diferencias claras, casi siempre , de mejora. Habitualmente intento aportar algo nuevo a cada trabajo que afronto y creo que la diferencia se verá clara con el siguiente libro que si será para adulto ;D. Hay elementos que siempre me gusta meter en mis trabajos y por supuesto uno de ellos son las regaderas, intento que  ellas hable según el contexto de la ilustración pero como dices, puede ir más en la línea de alimentar continuamente nuestra mente, el cerebro es como una planta que hay que regar cada día para que crezca y madure.

 

P. Háblanos de tu estilo. ¿Qué técnicas utilizas?

R. Pues en un 85% pintura acrílica, algo de collage, lápiz y por supuesto algo de retoque digital, aunque de la mano de esa evolución o reinvención de cada trabajo, también voy probando nuevas técnicas como es la tinta china, el carboncillo, la sanguina…

 

P. Supongo que al trabajar para ti mismo, has tenido más libertad de creación ¿Te ha ayudado la edición de este libro a encontrar un nuevo estilo o técnica?

R. Por supuesto, es verdad que en todos estos años como ilustrador me han dejado casi siempre total libertad a la hora de trabajar y eso es muy bueno y se agradece, para hacer un buen trabajo es fundamental que lo hagas feliz, a gusto y disfrutándolo, pero obviamente al ser para uno mismo el camino siempre es llano, aunque yo soy muy muy muy crítico con mi trabajo y puedo llegar a darle muchas vueltas a una ilustración, pero antes de dar el último paso siempre me gusta enseñarlo a varias personas y ellos caen en cosas que yo no había caído en ningún momento.

 

P. Vivimos en un mundo de titulares. ¿Crees que a la hora de enseñar y expresar lo que uno lleva dentro hoy en día tiene más fuerza la imagen que la palabra?

R. Bueno.. el fenómeno Twitter está aflorando el ingenio en mucha gente ya que hay que expresar lo máximo en lo mínimo, en este caso, 140 caracteres, eso al ser tan corto es muy directo pero yo creo que es más directo aún la imagen, sí, pienso que tiene más fuerza, porque esa relación emisor-receptor se produce al primer golpe de vista, quizás lo vea así porque es mi terreno, el de la imagen. Aún así, aunque dicen que una imagen vale más que 1.000 palabras, creo que es muy difícil que esa imagen cuente tanto, tiene que llevar esas 1.000 palabras , ese ejemplo lo podemos tener en cuadros de grandes artistas que después de 400, 500 y 600 años, hoy en día aún se siguen sacando mensajes.

 

P. ¿Puedes contarnos en qué nuevos proyectos estás embarcado?

R. En el tema editorial estoy trabajando en 2 libros, uno para poder sacarlo si todo va bien en noviembre o diciembre, no puedo dar mucha información pero si puedo decir que será ilustrado para adulto, muy emotivo e incluso bastante duro. Luego estoy preparando una exposición que me gustaría que empezara a moverse después del verano, sobre unos retratos muy particulares que tengo.

 

P. Muchas gracias.

R. A vosotros!!

 

Publicación : 08 de octubre de 2013

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here