Francesc Boix, memoria del horror

0
44

 

Por Mª José Alés

 

 

Francesc Boix, uno de los pilares sobre los que se apoya el libro de Lea Vélez El jardín de la memoria, ha vuelto a ser noticia por la publicación de otro libro en el que aparece, ahora como principal protagonista. Se titula El fotógrafo del horror y ha sido escrito por el historiador Benito Bermejo que investigó durante más de veinte años las penalidades sufridas por los republicanos españoles en los campos de exterminio.

 

Francesc Boix, fotógrafo catalán, fue deportado a Mauthausen en 1940. Su profesión hizo que lo pusieran a trabajar en el departamento de identificación del campo. Dicho departamento almacenaba más de sesenta mil fotografías del horror cotidiano realizadas por las SS, quizá para hacer “méritos” ante sus superiores jerárquicos.

 

Durante los días previos a la caída del régimen nazi, aprovechando el caos, Francesc Boix consiguió sacar en unas maletas alrededor de veinte mil imágenes, que  fueron escondidas en casa de Anna Pointner, una mujer austriaca. Publicadas en la prensa francesa en 1945, sirvieron como testimonio de la barbarie nazi, y para procesar a algunas de las personas que aparecen en ellas, en los juicios de Núremberg, en los que Francesc Boix participó como testigo.

 

Es grato que haya autores que, ante la banalización de la cultura que se vive hoy en día, se esfuercen por mostrarnos las acciones, buenas y malas, de aquellos que nos han precedido. Las malas para que las sigamos repudiando y las buenas como extraordinaria lección de profesionalidad y heroísmo.

 

Publicación : 09 de mayo de 2015

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here