EL AFINADOR DE PIANOS

0
96

De nuevo traigo a Opticks el primer libro de un autor. En este caso se trata de El afinador de pianos que publicó en el año 2002 la editorial Salamandra y cuyo autor es, el entonces joven escritor norteamericano, Daniel Mason.
Resulta complicado catalogar esta obra. Yo diría que está entre un libro de viajes y una novela de aventuras, más lo primero que lo segundo. La acción se sitúa a finales del siglo XIX cuando los ingleses y los franceses se disputaban la península de Indochina, aunque estas disputas quedan en un muy segundo plano. En esa época, Edgar Drake, un afinador de pianos de 41 años, enamorado de su profesión y de su esposa, Katherine, vive en Londres una existencia sin sobresaltos. El matrimonio no tiene hijos y el prestigio de Edgar como afinador les permite vivir cómodamente.
Todo se modifica cuando el Departamento de Guerra Británico pide a Edgar que se traslade a Birmania para afinar un piano de cola Erard que se ha deteriorado por los cambios climáticos. El piano pertenece a un doctor y comandante del ejército llamado Anthony Caroll. Este doctor, de considerable prestigio en el estamento militar, porque ha servido muchas veces de enlace pacificador entre las distintas tribus que pueblan el territorio y el ejército, solicitó se le enviara un piano de esa marca y ahora necesita un especialista para repararlo.
Con ciertas dudas, pero apoyado por su esposa que le aconseja salir de la rutina, Edgar emprende el viaje utilizando diversos medios de transporte, mientras se nos va dando información de los lugares por donde pasa, de los pueblos que habitan Birmania y los enfrentamientos entre ellos y los colonizadores y de todo lo concerniente a los pianos Erard. Durante el viaje hay también ciertos rasgos de exotismo que no aportan demasiado al relato.
Una vez en Rangún, surgen dificultades para poder viajar hasta el piano y, con la idea de entretenerlo, invitan al afinador a una cacería en plena selva. Allí tiene ocasión de comprobar el comportamiento de algunos militares con respecto a la empobrecida población local, algo que le afecta bastante.
Sin ser un libro claro de denuncia, hay escenas en las que se muestra con claridad la distinta manera de vivir de dominadores y dominados y la incomprensión de esos dominadores hacia personas que intentan ayudar y actuar de puente entre una cultura y otra, como es el caso del doctor Caroll.
Explica Daniel Mason que, tras estudiar Biología y Medicina tropical, se dedicó durante un año a investigar sobre la malaria en la frontera entre Tailandia y Myanmar, por eso describe con precisión el clima, la flora, y la fauna de la zona, así como las costumbres y la cultura en general de sus habitantes: alimentación, religión, fiestas, manifestaciones culturales, viviendas, etc. Por supuesto le fue preciso documentarse en profundidad sobre cómo se desarrollaban muchos de estos procesos a finales del siglo XIX.
Con el encuentro, un tanto rocambolesco, entre Edgar y Anthony Carroll se inicia la segunda parte de la novela. Aquí continúan las explicaciones médicas y musicales (hay que afinar el piano), se afianza la atracción por una joven birmana encargada de atender a Edgar iniciada en la primera parte, aparece una intriga de tipo político no demasiado bien resuelta y termina la historia, de la que omito el final para que el posible lector no pierda el interés.
Debo decir que la novela El afinador de pianos obtuvo un éxito rotundo cuando fue publicada, hasta el mismo Daniel Mason se mostró sorprendido de tal éxito. Ahora, en la distancia, quizá sean más evidentes los errores  de una primera obra que impulsan al autor a aportar información casi exhaustiva de bastantes elementos de los que la componen, fiándose más para el resultado del relato en esos elementos que en la propia imaginación y creatividad. El resultado es que la parte didáctica de la historia sobresale por encima de la emocional y literaria. Aun así El afinador de pianos de Daniel Mason es un libro escrito con cuidado que aporta un buen número de datos interesantes y del todo fiables en una gran cantidad de materias.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here