UN AMOR

0
189

La primera impresión que tuve al empezar a leer Un amor de la escritora sevillana Sara Mesa que publicó en el año 2020 la editorial Anagrama, es que se trataba de un libro inquietante.

“Al hacerse de noche es cuando cae el peso sobre ella, tan grande que tiene que sentarse para coger aliento”.

Ella es Natalia (Nat) una joven que ha decidido hacerse traductora, alejándose de su anterior trabajo y de la ciudad en la que vivía. Para lo cual ha alquilado una casa en La Escapa, un pequeño núcleo rural cercano a la población de Petacas de la que es una pedanía.

Pronto la joven descubre que el peso que soporta no se va a hacer más leve en la casa, elegida en virtud del escaso alquiler que le cobra el casero, del que “es difícil calcular su edad. Su deterioro no tiene que ver con los años, sino con la expresión hastiada, con la manera de balancear los brazos y doblar las rodillas mientras avanza”.

La casa presenta un deterioro similar al que Nat observa en el casero y otro tanto ocurre con el perro que éste le trae para que le acompañe.

El resto de los habitantes de la zona que Sara Mesa incluye poco a poco en el relato, con su actitud o con sus características personales, no contribuyen precisamente a la tranquilidad de la joven.

Así la dependienta de la única tienda de la zona que está deseando abandonarla y no entiende qué busca Nat allí.

Píter, el hippie constructor de vidrieras que ella no está muy segura de que le gusten.

La vieja Roberta aquejada de una enfermedad mental degenerativa. Andreas, el alemán, callado y hosco que cultiva verduras en su huerto.

Sus vecinos, un matrimonio y sus hijos que llegan los fines de semana.

Una familia de gitanos que ocupa un antiguo cortijo en ruinas.

Y a lo lejos, como vigilándolos a todos, “El Glauco, un monte bajo de arbusto y matorral que parece dibujado a carboncillo sobre el cielo desnudo… Es un monte siniestro, piensa Nat”.

Una vez que ha logrado, mediante la cuidada y detallada descripción de personas y ambientes, una determinada atmósfera, Sara Mesa pasa a la acción colocando a la protagonista ante un hecho que va a alejarla aún más del equilibrio y la serenidad que perseguía al alquilar la casa.

Ese hecho y sus posteriores consecuencias alterarán la vida de Nat, impulsándola a tomar decisiones que, unidas a un suceso dramático provocado por el perro, influirán en las gentes del entorno y en su propia existencia.

Un amor es una obra impactante de las que no se olvidan con facilidad. Demuestra la depurada técnica de la autora para usar el lenguaje y construir un decorado en el que lo físico y lo psicológico se alían, tejiendo entre ambos mundos una red que atrapa al lector desde el principio hasta el final del libro.

 

 

 

 

 

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here