BASILISCO

0
78

El libro de esta semana se titula Basilisco, lo edita Impedimenta y su autor es Jon Bilbao.

El contenido de Basilisco se estructura en ocho historias que ocurren en tiempos diferentes, pero que se relacionan entre sí de forma magistral e inquietante.

De hecho, todo el libro provoca una especie de desasosiego; unas veces por la violencia de algunos de los hechos narrados y otras por el estado de ánimo de uno de los protagonistas, que oscila entre la aceptación resignada de una situación familiar que no acaba de satisfacerle y el más absoluto rechazo.

He hablado de uno de los protagonistas porque en el libro aparecen dos: el ingeniero y escritor nacido en Asturias que inicia el relato contando en primera persona un viaje a California con Katharina, su novia alemana, y unos amigos. Allí, por una serie de circunstancias, se alojan en un rancho y escuchan la historia del también protagonista John Dunbar, guía de caravanas y trampero, veterano de la guerra de Secesión y pistolero ocasional que lleva muerto más de un siglo y que recibió en vida el sobrenombre de Basilisco.

De ahí en adelante las situaciones poco épicas en la vida familiar del escritor frustrado, que van aumentando su insatisfacción interior, se alternan con las aventuras de John Dunbar, que le pidió pusiera por escrito el ranchero que le descubrió al personaje.

Son aventuras propias del Lejano Oeste, con buscadores de oro, indios, pistoleros y otros especímenes característicos de un western clásico de frontera.

Historias que culminan cuando Dunbar es contratado como guía por un paleontólogo que mantiene teorías extrañas sobre el Diluvio Universal y, para apoyar dichas teorías, pretende encontrar una gruta con restos de animales prehistóricos.

La búsqueda de la gruta por territorios inhóspitos y salvajes, la convivencia entre las personas que integran el grupo, el encuentro con una comunidad de mormones y con una camarilla de fanáticos sanguinarios va añadiendo tensión y dramatismo al relato, así como violencia que se acentúa página tras página hasta alcanzar cotas espeluznantes.

En paralelo, la vida del ingeniero escritor también tiene sus dosis de violencia, aunque aquí se trata de una violencia personal que él reprime, nacida de la insatisfacción por una vida que considera mediocre y asfixiante.

La perfecta alternancia entre ambas historias y las conexiones que Jon Bilbao establece entre los protagonistas de las mismas, mezclando lo real con lo mitológico y lo onírico, son un ejemplo de la pericia de este extraordinario autor.

Como lo es la descripción del Viejo Oeste que te traslada a lo más violento y brutal de aquellas sociedades, dibujadas de tal forma, que pareces estar viendo ante ti todo lo escrito. Unas imágenes que permanecen en la memoria por la fuerza de las perfectas descripciones.

Basilisco no es un libro amable. La soledad, la incomunicación, el egoísmo, el desarraigo, la búsqueda constante de algo que apacigüe la angustia, la crueldad extrema, la disección despiadada del ser humano y de las relaciones familiares que encontramos en muchas de sus páginas provocan, como he apuntado anteriormente, un incómodo desasosiego.

Un desasosiego que se da por bien empleado ante el disfrute que produce, desde la primera de sus doscientas noventa páginas, la lectura de un libro tan bien escrito.

 

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here