INVISIBLE

0
63

Un bibliotecario, una profesora y un librero me han hablado del libro que hoy traigo a Opticks. Se titula Invisible, su autor es Eloy Moreno y fue publicado el año 2018 por la editorial Nube de Tinta.

El bibliotecario me informó de que era un libro muy solicitado por adolescentes. De hecho, el ejemplar que tenía en las manos estaba bastante desgastado por el uso.

La profesora comentó que lo habían leído en clase de literatura en su instituto.

El librero me lo prestó amablemente como siempre.

En teoría, Invisible es un libro destinado al público joven, pero su contenido lo hace recomendable para cualquier edad.

Está escrito de una manera que atrae la atención del lector desde el principio. Párrafos cortos, espaciados, que hacen preguntas y encierran incógnitas que te apetece descifrar.

En los distintos capítulos se alternan dos narradores: el protagonista, alumno de un instituto, aficionado a los cómics y buen estudiante, y otro omnisciente que explica lo que va sucediendo, sobre todo el desarrollo de las relaciones que el resto de los personajes principales mantiene con el citado protagonista.

Kiri, la chica de las cien pulseras, su amiga especial que comparte con él un amor que no acaba de manifestarse.

Zaro, el chico de la cicatriz en la ceja, su mejor amigo, aficionado también a los cómic de superhéroes.

MM, el chico de los nueve dedos y medio, que ha repetido dos cursos, proviene de una familia adinerada y se cree con derecho a que todos le obedezcan porque es mayor y más fuerte.

La profesora de Literatura, con un dragón tatuado en la espalda.

Sus padres, agobiados por las muchas horas de trabajo para sacar la casa adelante.

Luna, su hermana pequeña.

Junto a éstos, otros personajes entran y salen de la historia en una narración perfectamente estructurada que mantiene el interés del lector hasta el final del relato.

¿Quién no ha deseado alguna vez ser invisible?

¿Quién no ha deseado alguna vez dejar de serlo?

El problema es que nunca he llegado a controlar bien ese poder: A veces, cuando más ganas tenía de ser invisible, era cuando más gente me veía, y en cambio, cuando deseaba que todos me vieran, era cuando a mi cuerpo le daba por desaparecer.

¿Qué es lo que conduce a una persona a hacerse esas preguntas? Unas preguntas que, estoy segura, muchos de nosotros se ha hecho.

Lo que ocurre es que en la historia que cuenta Eloy Moreno las preguntas se las hace un niño cuando ha llegado al límite de su resistencia física y mental.

Un niño que es buen estudiante, que tiene unos padres y una hermana que le quieren, que es feliz con su amigo Zaro y con su más que amiga Kiri, que no tiene más problemas que los de cualquier otro chico de su edad y circunstancias familiares.

Luego, poco a poco, vamos descubriendo el porqué de esas preguntas al conocer a las personas con las que convive en su centro de estudios: profesores, dirección, compañeros, conserje, padres de otros alumnos, psicóloga…

Eloy Moreno presenta la forma de actuar de esas personas, sus excusas, sus traumas anteriores, su actitud. No juzga, sólo presenta, por lo que nos obliga a extraer las propias conclusiones.

Les aseguro que esas conclusiones, en mi caso al menos, son todo menos satisfactorias

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here