LA SOCIEDAD LITERARIA DEL PASTEL DE PIEL DE PATATA DE GUERNSEY

0
423

Hoy, Domingo de Resurrección, traigo a Opticks un libro en el que predomina la buena gente. Se titula La Sociedad Literaria del Pastel de Piel de Patata de Guernsey, sus autoras son Mary Ann Shaffer y Annie Barrows, lo tradujo al castellano Cristina Martín Sanz y lo edita Salamandra.

La Sociedad Literaria del Pastel de Piel de Patata de Guernsey, del que también existe una recomendable película, es un relato que hace sonreír y, al llegar a la última página, suele invadirte una sensación de bienestar; en mi caso por haber  visto reflejada en él algunas de mis querencias.

En principio, el hecho de que la escritora utilice el género epistolar para contar la historia. Un género que he practicado desde que era una niña, con un padre que lo practicaba y cuidó de hacérmelo aprender.

En segundo lugar, la intuición convertida en real de que el amor a la literatura, que domina toda la narración a través de grupos de lectores, escritores, editores, periodistas y críticos, sea capaz de unir a las personas por encima de gustos, modas o ideologías y constituya una excelente ayuda en etapas complicadas de la existencia.

En tercer lugar, que el libro esté muy bien escrito. Aunque eso supone contradecir a mi amigo Manolo que afirmaba que las obras mejor escritas son siempre pesimistas. La que nos ocupa está muy bien escrita y no lo es, a pesar de que algunos sucesos que ocurren en ella resulten particularmente espeluznantes.

El relato comienza en 1946 en un Londres devastado por la Segunda Guerra Mundial cuando una joven escritora, Juliet Ashton, que se queja a su editor, Sidney Stark, de su falta de inspiración para escribir de nuevo, recibe la carta de un desconocido llamado Dawsey Adams que vive en la isla de Guernsey, un pequeño enclave en el canal de la Mancha. El hombre forma parte de La Sociedad Literaria del Pastel de Piel de Patata de Guernsey y está leyendo un libro que había pertenecido a Juliet.

Sé de usted porque tengo un libro que en cierta época fue de su propiedad: Ensayos escogidos de Elia, de un autor cuyo nombre real era Charles Lamb. Su nombre y dirección, señorita Ashton, aparecían escritos en el interior de la cubierta.

Voy a hablarle claro: me encanta Charles Lamb…, y aunque los alemanes ya se han marchado, en Guernsey no quedan librerías.

Se inicia así una correspondencia en la que participarán poco a poco los componentes de la Sociedad Literaria y algún otro habitante de la isla.

Una serie de personajes excéntricos e inolvidables por los que conoceremos qué suponen para ellos los libros que leen y las tragedias que muchos pobladores de la zona padecieron durante la ocupación alemana.

Conoceremos también cómo surgió el grupo de lectores y el porqué de ese largo nombre.

Juliet recibirá cartas de unos y otros, escribirá a muchos, relatará sus experiencias con un toque de humor y terminará por visitar la isla, algo que cambiará su vida por completo.

Resumiendo: La Sociedad Literaria del Pastel de Piel de Patata de Guernsey, es una novela epistolar que agradará al lector más exigente porque está bien escrita, ofrece información histórica sobre la ocupación alemana de las islas del canal, pone de manifiesto el poder de la palabra, la importancia de la honestidad en las relaciones humanas, de la comunicación a través de la escritura, y ensalza el valor de las obras literarias como refugio y consuelo en tiempos difíciles.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here