LOS HIJOS DE PROMETEO

0
351

He tenido el placer de asistir a la presentación del libro que hoy traigo a Opticks. Hablo de placer porque  para mí siempre es placentero encontrar a escritores que plasman con maestría y pasión en un libro sus aficiones literarias, en este caso la Historia.

Daniel Ortiz es uno de estos escritores y esa pasión por lo que escribe se nota en Los hijos de Prometeo, su primera novela, que ha publicado la editorial Rubric.

Los hijos de Prometeo es una novela histórica cuyo argumento se desarrolla en el contexto de las Guerras Médicas que enfrentaron a griegos y a persas y que conocemos, sobre todo, por el historiador griego Heródoto.

Basándose en éste y en una amplía y concienzuda investigación, Daniel inicia su relato en el 492 a. C. en Esparta, la polis griega carente de murallas, ya que sus habitantes, entrenados desde pequeños en la lucha, el esfuerzo y el honor, tienen a gala saber defenderla hasta la muerte si es preciso, y los que la rodean son conscientes de ello.

Pronto los espartanos han de enfrentarse con una de las dos organizaciones secretas alrededor de las cuales gira la historia que nos cuenta Daniel Ortiz. La función de esta organización, creada por el rey persa Ciro el Grande, consiste en eliminar por cualquier medio a todo el que se oponga al poderío persa. La citada entidad responde al nombre de Hijos de Prometeo en los territorios griegos, Hijos de Ahura Mazda en Persia e Hijos de Ra en Egipto (recordemos que el Imperio Persa se extendió por amplias zonas).

Jantipo, un superviviente a su pesar del enfrentamiento mencionado, huye de Esparta, al repudiarle sus ciudadanos que le consideran un cobarde, y llega a la isla de Citnos. Allí se encuentra con personas que pertenecen a la segunda organización secreta, la Orden de los Guardianes, creada por los sacerdotes de Apolo en el santuario de Delfos con la función de defender la civilización griega.

Jantipo se integra en esta segunda organización, tras las pruebas pertinentes, y le encargan que se infiltre entre Los Hijos de Prometeo. Su cometido será dar muerte al rey persa Dario para impedir que termine de conquistar la Hélade. Ya están en su poder por conquista o rendición una buena parte de las polis.

Los Hijos de Prometeo se compone de tres partes divididas en capítulos, cada uno de los cuales aparece con el nombre del principal protagonista: Jantipo, con el que conocemos lo que concierne a Esparta, y después, conforme avanza hacia el interior de Persia, lo concerniente a este gran imperio; Axis, que nos introduce en la sociedad ateniense de la época; y Clearco, espartano que hace de puente entre la Esparta que deja Jantipo y la Atenas de Axis. Junto al nombre del protagonista, aparece  el año en el que sucede lo narrado y el lugar en el que se desarrolla la acción: Esparta, Atenas, Citnos, Pérgamo, Susa, etc.

Hay que decir que, junto a la pasión por la Historia que siente Daniel Ortiz y que encontramos reflejada en su novela, con la que conocemos en profundidad civilizaciones antiguas a las que les debemos lo mejor de la nuestra, hay otros valores dignos de destacar en Los Hijos de Prometeo: además de la exhaustiva investigación que ha debido hacer para escribirla, y he apuntado al principio, la inteligente manera de mezclar la realidad y la ficción; hasta el punto de hacerte dudar a veces de si ocurrió en realidad lo que estás leyendo, o es producto de la imaginación del autor. Esto también requiere conocer muy a fondo aquello que se desea contar.

 

 

 

 

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here