Festival de les arts 2015

0
24

 

Por Marta Amorós

 

Ganas y entusiasmo, tanto por parte de los organizadores y artistas como del público asistente, fue lo que nos encontramos en la primera edición del Festival de les Arts celebrado en Valencia los pasados 5 y 6 de junio. En un marco incomparable, como lo es la Ciudad de las Artes y las Ciencias, se dieron cita 22.000 personas para disfrutar de la gran oferta multidisciplinar que ofrecía este nuevo festival nacido en el cauce del Turia. Las jornadas comenzaron pronto para lo que se suele esperar en un festival. Pasado el medio día se dieron cita ilustradores como Juan Díaz-Faes, Amaia Arrazola o Litteisidrawing que dejaron su impronta en un mural que invitaba a la zona llamada Design  Experience. Una alternativa interesante para pasar el rato entre concierto y concierto. Al igual que la oferta gastronómica en el Foddies Merkat, que reunía una selección de la mejor restauración gourmet local dispuesta en foodtrucks de aire moderno y vintage. Todo ello para acompañar el amplio cartel de música en el que la apuesta nacional resaltaba entre los grupos extranjeros.

 

 

VIERNES

Comenzamos el viernes con un grupo al que recomendamos ver siempre que haya ocasión: León Benavente. No solo han hecho un gran disco, sino que lo trasladan con toda fidelidad e intensidad a cada escenarios que pisan. Para tomar un poco de aliento nos acercamos al escenario principal a escuchar a Dorian, que continúan con su gira ‘Diez años y un día’ reviviendo grandes hits como ‘Los amigos que perdí’ y la sempiterna ‘A cualquier otra parte’ (no tocar esta última sería inconcebible para sus fans). Los murcianos Second derrocharon energía como ya es habitual, llenando el escenario secundario al ritmo de ‘2502’, ‘Rodamos’ o ‘Rincón Exquisito’. A continuación llegó Supersubmarina, otro de los grupos que más seguidores congregó en el día, y a los que hizo corear temas de su último disco ‘Viento de cara’ sin olvidar otros de su prometedor comienzo como ‘Ana’ o ‘Magia Electroviral’. Finalmente nos retiramos a descansar con el ‘Shake shake shake’ de los suecos The Sounds.

 

SÁBADO

Con un sol de justicia comenzó el sábado en el escenario principal con un Jero Romero impecable, como siempre. El ex The Sunday Drivers presenta un directo íntimo y divertido en su ya habitual corro musical que atrajo la atención de los más madrugadores. Seguidamente Carlos Sadness nos mostró su ‘Idea Salvaje’, aunque servidora todavía no le ha encontrando el punto al giro estilístico del anteriormente llamado Shinoflow. Los que llegaron sabiendo lo que se iban a encontrar fueron Izal, quienes no acaban de terminar su gira de despedida mientras graban el próximo trabajo. Delorean y Band of Skulls cumplieron cada uno en su estilo sin grandes novedades hasta que  saltaron al escenario La Habitación Roja, quienes jugaban en casa y cumplieron con un gran concierto repleto de éxitos como ‘Ayer’, ‘Un día perfecto’ o ‘El eje del mal’. Lori Meyers llenó el escenario principal con un público que se sabe al dedillo todas sus canciones y que los ha visto en concierto más de una y dos veces, un riesgo que deja patente el descontento de muchos fans que esperan desde hace tiempo nuevo trabajo de los granadinos. Sabiendo lo que nos íbamos a encontrar, tuvimos el acierto de acercarnos a escuchar al escenario pequeño a Mourn. Un jovencísimo grupo catalán que revive con una bocana de aire fresco el sonido grunge de los 90 tanto en su primer disco como en el directo. Y como broche final, unos esperados The Wombats hicieron bailar hasta al más cansado con sus canciones más animadas como ‘Emoticons’ o ‘Let`s dance to Joy Division’. Un fin de festival a la altura de las expectativas.

 

Publicación : 21 de junio de 2015

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here