LA HORA DE LOS HIPÓCRITAS

0
248

¡Ay de vosotros, maestros de la ley y fariseos hipócritas, que sois como sepulcros blanqueados, que por fuera aparecen hermosos, pero por dentro están llenos de huesos de muerto y de podredumbre!

                                                                                              (Mt 23,27)

Éstas son algunas de las muchas expresiones que utiliza Jesús en el Evangelio para denunciar la hipocresía y por ende a los que la practican.

En el libro que hoy traigo a Opticks, escrito por Petros Márkaris y publicado por Tusquets, no sólo se denigra a los hipócritas, sino que se les mata. El libro se titula La hora de los hipócritas y es una novela policiaca perteneciente a la serie que tiene como protagonista al comisario Kostas Jaritos.

La hora de los hipócritas es la primera obra que leo del autor griego, así que no sé si el contenido social de la misma, la crítica a los poderosos y el idílico ambiente familiar de Jaritos son cuestiones que caracterizan a las obras de  Petros Markaris. Por lo tanto, me limitaré a explicar el contenido en concreto de esta novela.

La narración se inicia con el nacimiento del primer nieto de Kostas Jaritos y el consiguiente alborozo por parte de los familiares y subalternos del comisario, que recibe por ello toda clase de felicitaciones.

La alegría de Jaritos se interrumpe cuando le informan del asesinato de un importante hombre de negocios, en cuyo coche han puesto una bomba. Las dificultades en la investigación se acentúan cuando todos los que conocen al asesinado lo presentan como una persona preocupada por el bienestar de los demás, hasta el punto de crear un centro de formación hotelera en el que estudian con beca jóvenes sin recursos.

La situación se complica aún más al difundirse por televisión un comunicado de los asesinos justificando las consecuencias de la bomba y presentándose como pertenecientes al Ejército Nacional de Idiotas.

Las investigaciones continúan, interrumpidas por las visitas del comisario a los políticos preocupados por la relevancia social del caso y las escapadas que realiza para ver a su nieto.

A este asesinato suceden varios más de altos funcionarios y políticos, reivindicados por el mismo grupo que se refiere a la hipocresía de las víctimas como principal móvil.

Poco más se puede explicar del argumento sin descubrir la enjundia de la trama. Añadir que hay bastantes referencias a la depauperada situación de la mayoría de los griegos, tras la crisis económica y las duras medidas que se tomaron para salir de ella; al “refugio de los sin techo” que regenta Lambros, amigo del comisario y padrino de su nieto, y a los manjares típicos de la cocina griega que prepara Adrianí, esposa de Jaritos.

En resumen, La hora de los hipócritas es una novela policiaca diferente a las que he leído hasta ahora, por la denuncia social que encierra, la menor truculencia de los asesinatos y su investigación consiguiente, y el grato entorno familiar del policía protagonista que aparece a lo largo del relato.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here