LA REPÚBLICA ERA ESTO

0
136

La república era esto, libro publicado por la editorial Anagrama y escrito por el autor egipcio Alaa al Aswani (El Cairo 1957), siendo como es una novela, tiene la credibilidad que proporciona el hecho de que los acontecimientos narrados fueron vividos por el autor cuando se produjeron en enero del año 2011 durante las protestas de la sociedad civil que dieron lugar a las llamadas “Primaveras Árabes”.

En este caso, el centro neurálgico de las protestas fue la Plaza Tahrir en El Cairo y su primera, y para los manifestantes jubilosa consecuencia, la renuncia al poder del presidente Mubarak, que ellos creían traería consigo el advenimiento de un régimen democrático.

Conforme avanzas en la lectura del libro, sin tener en cuenta la situación actual de los países en los que se produjeron las citadas “Primaveras”, junto a Egipto, Siria, Yemen, Sudán o Líbano entre otros, vas comprendiendo lo infundado de esa creencia. La corrupción política, militar y religiosa estaba tan arraigada y era tan poderosa, que resultaba imposible librarse de ella por muchas ilusiones, esperanzas y esfuerzos que se pusiese en hacerla desaparecer.

El libro, prohibido en Egipto y otros países árabes, está protagonizado por un grupo de personas que no se resignan a la corrupción reinante y consideran que el ambiente social, soliviantado por el precio de los alimentos, la falta de trabajo, la represión y la ausencia de libertades y derechos democráticos, es propicio para que se produzca un cambio.

El escritor ha procurado que esas personas protagonistas representen a diversos estamentos de la sociedad.

En el bando represor, como más sobresalientes, están el militar responsable de los servicios secretos, el máximo responsable religioso de la ciudad, el millonario propietario de medios de comunicación y una famosa presentadora de televisión que simboliza con el anterior la corrupción de estos medios manipulando personas y noticias.

En el bando de los que sueñan con el cambio, destacan el representante sindical de una fábrica, activista convencido, que intenta que se respeten los derechos de los trabajadores; la estudiante de medicina, hija del poderoso militar, y un compañero de clase, hijo de un modesto chófer, del que se enamora; una profesora de inglés que se niega a ponerse el velo y pretende que en el colegio no haya distinciones entre alumnas pobres y ricas y un actor copto que fuma hachís y está cansado de mentiras.

Junto a los citados personajes, hay muchos más en uno y otro bando que resultarán inolvidables para el lector por lo creíble de sus comportamientos, repugnantes en unos casos, heroicos en otros.

Resumiendo, La república era esto  de Alaa al Aswani, además de estar muy bien escrito, es la crónica novelada de unos hechos históricos sobre los que reflexionar que todos debiéramos conocer por muchas razones. Cada uno debe encontrar las suyas.

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here