EL TRIÁNGULO ROSA

0
596

El triángulo rosa es un libro escrito por Silvestre Vilaplana, destacado autor tanto de literatura juvenil, como de otros géneros literarios, y publicado por la editorial Algar.

Aunque está dedicado a los jóvenes, yo recomendaría su lectura a cualquier adulto interesado por las complicaciones mentales que trae consigo la adolescencia.

Tengo un gran secreto, un secreto extraordinario que me fuerza a ser un mentiroso.

No soy un embaucador cualquiera que estafa a los demás en beneficio propio, sino algo completamente distinto. Mi engaño es una necesidad que me obliga a vivir una vida que no es mía. Y lo hago muy bien. No conozco a nadie que mantenga una ficción con tanta habilidad. No sólo digo cosas que no son ciertas, De hecho, nada de lo que hay en mi existencia es cierto.

Así empieza Dani a contar al lector la historia de su vida. Una vida joven, tiene dieciséis años, marcada por la mentira sobre su identidad sexual.

Encuadrado en un grupo de amigos que andan a la búsqueda de nuevas experiencias sexuales, determinadas por el ambiente y las características propias de la adolescencia; hijo único de una madre católica practicante y de un padre chapado a la antigua en cuanto al concepto de masculinidad se refiere, Dani siente pánico de que sus amigos o sus padres descubran lo que él intuye cada vez con más fuerza.

Una parte del libro, que demuestra el conocimiento que posee Silvestre Vilaplana del ambiente de un centro académico y del alumnado de esas edades, se desarrolla en el instituto al que asiste nuestro protagonista, que se siente obligado, en aras de su habitual fingimiento, a acosar a un compañero que parece mostrar signos homosexuales “porque no es un gran macho dominante como nosotros. Va bien vestido y bien peinado, lleva gafitas, luce una cara eternamente blanca como la de un niño, no tiene pelos en el rostro y hasta se pone colonia”.

Un fingimiento que le lleva también a flirtear hasta el vómito con una guapa chica interesada en él.

El temor al rechazo de sus amigos, al enfrentamiento con sus padres y a que no sea determinante lo que parece sentir, sino algo pasajero propio de la edad, sume a Dani en un mar de dudas y le aísla de los demás, provocándole ideas suicidas.

Le ayudará en el proceso de aceptación de sí mismo un profesor, cuyo hijo sufrió una situación parecida, nuevos amigos que irá encontrando al margen de prejuicios infundados y su propio carácter, ya que se trata de un joven responsable y trabajador.

Con una prosa limpia y un estilo ágil que confiere amenidad al relato, unido a ciertos toque de humor que suavizan el dramatismo de las situaciones planteadas, El triángulo rosa es un extraordinario alegato contra los prejuicios que, llevados al extremo, pueden hacer mucho daño a las personas, más aún si son jóvenes y especialmente vulnerables.

 

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here