Kalandraka Editora

0
81

 

Por Mª José Alés

 

En nuestra búsqueda de la excelencia en todo lo relacionado con las Bellas Artes y la Literatura en general, queremos insistir en el trabajo realizado por una editorial, a la que, en alguna ocasión, nos hemos referido de pasada. Se trata de Kalandraka Editora.

La andadura de Kalandraka Editora comenzó el 2 de abril de 1988, fecha en la que se celebra el Día Internacional del Libro Infantil y Juvenil. Preciso es decir que la intención de Kalandraka era, sobre todo, “hacer lectores”. Y nada mejor para ello que dirigir sus publicaciones, acompañadas de diversas actividades destinadas a fomentar la lectura, al público infantil y juvenil.

Repasando los libros de Kalandraka, en este caso dos: La cocina de noche, escrito e ilustrado por Maurice Sendak, y Carta de las Islas Baladar, escrito por Jacques Prévert e ilustrado por André Francois, puede afirmarse que la intención de este grupo editor, dada la calidad de ambos libros, no es sólo hacer lectores, sino buenos lectores.

Una intención que les lleva a elegir, a veces rescatándolos de un injusto olvido, escritores e ilustradores de gran valía, ya que todas las obras que editan en las distintas colecciones están profusamente ilustradas.

Centrándonos en las obras citadas, Carta de las Islas Baladar, se presenta en forma de aquellos antiguos sobres que llegaban a España desde el “extranjero”, con sus exóticos sellos y sus bordes de tiras rojas y azules. La encuadernación en cartoné y las hojas de papel grueso color marfil nos muestran lo cuidado de su edición.

El contenido es un alegato pacifista y ecologista de gran actualidad, pese a que fue publicado por vez primera en 1952.

El humor, la originalidad y los juegos de palabras característicos del escritor francés Jacques Prévert, hacen que la historia seduzca e interese por igual a los pequeños que a los mayores.

Las excelentes, didácticas e irónicas ilustraciones de André Francois se adaptan a la perfección al texto, ayudan a la comprensión del mismo por parte de los peques de la casa y son una valiosa herramienta al servicio de posibles narradores adultos. Decía Chesterton, dirigiéndose a un niño al que le había regalado un libro: “No creas nada que no se cuente bien con dibujos”.

En  La cocina de noche, un clásico del escritor e ilustrador norteamericano Maurice Sendak, el escaso texto nos habla de un niño que sueña y en sueños contribuye a la elaboración de un apetitoso pastel. Kalandraka también se presenta como editora de “Libros para soñar”.

Al igual que Carta de las Islas Baladar, La cocina de noche es un álbum de gran tamaño en tapa dura y gruesas hojas color marfil ocupadas por ilustraciones en su mayor parte.

Unas ilustraciones que encantarán a los pequeños y harán que esta obra, del mismo modo que la anterior, sea apreciada por coleccionistas y amantes de los buenos libros editados con rigor artesano.

 

Publicación : 16 de julio de 2014

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here