La última nube ediciones

0
91

 

Por Octavio Ferrero

 

Nadia Lafuente Iruzubieta escribe los textos y Rebeca Jiménez Pintos los ilustra. Juntas han decidido formar su propia editorial “La última nube ediciones”. Hasta el momento han publicado seis libros, dos de ellos en formato físico. Hacen sonar nuestro correo para presentarnos “Seres”, su último libro publicado en papel, y les abrimos la puerta de Opticks para charlar un rato con ellas.

 

Pregunta.- Juntas habéis colaborado en, al menos, seis libros. Los cuatro primeros se pueden descargar gratuitamente desde la página web de vuestra editorial, se publicaron únicamente en formato digital. ¿En qué momento decidisteis que vuestras colaboraciones debían avanzar hasta la fundación de una editorial?

Rebeca.- Creo que fue a partir de nuestra primera publicación. Llevamos trabajando juntas desde 2008, hablando con editoriales, haciendo entrevistas y proponiendo proyectos. Pero estos procesos de aprobación suelen extenderse en el tiempo más de lo deseado. En 2012 hice una exposición en el Centro Cultural Español de Santo Domingo, en República Dominicana, con los dibujos de uno de esos proyectos. La exposición quedó preciosa, la hicieron muy cuidada y tuvo mucho éxito entre el público infantil, hicimos talleres y actividades en torno a ella. La sección de ese país de Alfaguara fue muy rápida en interesarse por la historia y la publicó bajo el nombre de «La increíble historia de Leo».

Nadia.- De repente, nos dimos cuenta de que había muchos libros esperando a ser leídos, guardados en nuestras carpetas y que podíamos invertir el dinero ganado con Leo en autopublicar y ver qué tal iba. Así nació la primera publicación bajo el nombre de La última nube, «Simplemente Dorothy», una reescritura de El Mago de Oz.

 

P.- “Las nubes son agrupaciones de algo que va por el aire, normalmente son gotas de agua, pero también encontramos nubes de pájaros, de insectos o de polvo”. Así comienza la explicación en la web de la editorial al nombre que habéis escogido para vuestro proyecto. ¿Qué hay que hacer para subirse a “La última nube”?

Rebeca.- Tener ilusión, muchas ganas, vivir en una constante montaña rusa de emociones y sobre todo ¡¡conexión a internet!!

Nadia.- Sí, porque aquí viene el dilema que muchos nos preguntan, cómo estando separadas por miles de kilómetros nos compenetramos tan bien, yo vivo en España y Rebeca en Estados Unidos. Bueno, pues la respuesta no la tenemos, simplemente ocurre. De ahí, precisamente surge el nombre de la editorial. Pensamos en algo que nos uniera, y tanto las nubes, como «la nube», están muy presentes en nuestras vidas.

Rebeca- Estamos conectadas las 24 horas del día, nunca se sabe cuándo va a surgir la idea para un nuevo proyecto. Desde aquí nos gustaría darle las gracias al inventor del chat, ¡nos está salvando el negocio!

 

P.- ¿Por qué decidisteis la vía de la autoedición?, ¿os está resultando difícil daros a conocer?, ¿con qué trabas os habéis encontrado hasta el momento?

Nadia.- Nos gusta la idea de poder controlar el producto final, cuidar todos los detalles como la elección del papel, el acabado de la portada, el tipo de encuadernación, que el producto sea de calidad. Está claro que lo más difícil de la autopublicación es conseguir llegar a todos los mercados.

Rebeca.- Pero bueno, aquí entra otra vez internet y nuestra filosofía del»boca-oreja». O bien amigos que tienen contactos en alguna librería, o nosotras que aprovechamos cuando viajamos a conocer librerías diferentes. Y nos ha ocurrido también, que de repente, nos escribe gente majísima, que no conocemos y que tienen librerías alucinantes, ¡es sorprendente!

Nadia.- Y, de momento, ninguna traba, al contrario, siempre nos han admitido los libros. Creo que cada vez hay más librerías que les encanta dar salida a proyectos independientes y que se salgan un poco de lo convencional.

 

P.- Decidisteis dirigíos al público infantil. ¿Es un proyecto para los más pequeños o puede serlo para todos los públicos?

Rebeca.- La verdad es que cada libro es un proyecto diferente. Independiente el uno del otro. Nadia tiene una creatividad fabulosa y tiene muchísimas ganas de contar todas estas historias que nunca me dejan de sorprender. De repente me escribe una mañana y me dice: «Rebe, no sabes lo que se me acaba de ocurrir, te mando el borrador» y ahí tenemos el germen de una nueva historia. Los últimos textos que he leído podrían ser para un público de mayor edad, y también escribe relatos para adultos.

Nadia.- Sí, pero, me puede más dirigirme a los niños, es algo que no puedo evitar. Siento que si no lo hago terminarán por perderse algo.

 

P.- En estos momentos estáis presentando vuestro último libro “Seres”. Dos principios y un solo final. Parece divertido porque es un libro que puede empezarse por la primera página y por la última. ¿Dónde encontramos entonces el final?

Rebeca.- Hemos querido jugar con el factor sorpresa que puede tener el primer amor, nunca sabes por dónde va a salir, así es el final de «Seres». Por eso el libro no termina como los demás, si no que lo hace en el centro en unas hojas desplegables para que tenga más misterio aún.

Nadia.- Además, ¿quién no se ha sentido como un «bicho raro» alguna vez? Esto les ocurre a los dos protagonistas, Penélope tiene alambre en lugar de pelo, e Iván nació imantado.

Rebeca.- La idea es que siempre te encontrarás con alguien que encaje contigo.

 

P.- ¿Qué paso es el siguiente?, ¿qué viene después de “Seres”?

Nadia.- Ya tenemos terminado el próximo libro, hemos adaptado un relato de un clásico de la literatura rusa, aunque todavía tenemos que esperar a vender Seres…

Rebeca.- Y ya estamos trabajando en una trilogía en formato de novelita juvenil y otro libro más personal y poético.

 

Publicación : 16 de septiembre de 2014

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here