DÍAS DE REYES MAGOS

0
307

En ocasiones, dentro del mundo de la Literatura Infantil y Juvenil, en el que poco a poco me voy adentrando, descubro con retraso pequeñas joyas que, estoy segura, muchos lectores tendrían la suerte de disfrutar cuando salieron al mercado.

Es el caso del libro que acabo de leer. Se titula Días de Reyes Magos, fue publicado por la editorial Anaya en 1999, lo escribió Emilio Pascual y lo ilustró Javier Serrano.

De la valía de dicho libro dan fe, además de los dos importantes premios que ha recibido, el Lazarillo y el Nacional de Literatura Infantil y Juvenil, las numerosas veces que ha sido reeditado, doce en el año 2005, que es la edición que he conseguido en la biblioteca del pueblo en el que paso unos días de vacaciones.

Emilio Pascual es un enamorado de la literatura en su expresión más noble y ha construido la historia de un adolescente, Ulises, que a los ocho años dejó de creer en los Reyes Magos y que a los dieciséis, desorientado, mal lector, excepto El principito, y a disgusto en una casa en la que sus padres se enfrentan a diario y de la que desea alejarse, y en un instituto del que lo único que le motiva es su inteligente y guapa amiga Cali, son precisamente los regalos de unos ´´Reyes´´ que se confabulan para enviarle los libros que un ciego, que recita romances en el metro y le contrata como lazarillo para que se los lea en voz alta, va eligiendo hasta conseguir que el chico se reconcilie con su vida y con la vida en general.

Todas la líneas maestras que caracterizan la literatura de Emilio Pascual están recogidas en las ciento cincuenta y ocho páginas de Días de Reyes Magos.

El mundo como teatro y representación en el padre, actor fracasado que se sabe de memoria las obras de teatro más excelsas.

Las máscaras y el disfraz de nuestras vidas en el ciego y los demás personajes que Ulises encuentra mientras hace pellas en el instituto.

La cara oculta de la realidad que el adolescente descubre al final de su periplo vital.

Los amores secretos entre él y su amiga que actúan en la sombra.

La tragicomedia de la vida que, sin embargo, es capaz de hacer crecer una rosa en el desierto.

La devoción por el Quijote, reflejada en el romance que el ciego da a leer al muchacho, en el que consigue resumir completa la obra de Cervantes.

Las extraordinarias ilustraciones realizadas con tintas negras y grises por Javier Serrano ponen el broche de oro a un libro escrito con un lenguaje tan cuidado y una prosa tan exquisita que, conforme lo leía, pensaba con tristeza si no sería demasiado elevado para lectores, y lectoras, de doce años.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here