Low Cost Festival 2012. Crónica Domingo

0
77

 

La tarde del último día de Low Cost 2012 nos dio la bienvenida con el concierto de pop melódico de McEnroe y el token que nos regalaron por acudir antes de las 8. Una buena medida para animar a los lowers a presentarse antes al festival, evitar posibles atascos en la entrada y disfrutar de los grupos más madrugadores.

Los de Getxo se van abriendo hueco en el panorama musical de nuestro país, y se metieron enseguida al público en el bolsillo con los buenos temas de su último disco, “Las orillas”, que coreó muchas de sus preciosas canciones, en especial “La Cara Noroeste”.

A continuación llegó el turno en el escenario Lower del zaragozano Bigott, y la tarde comenzó a calentarse. Confesamos que tenemos una debilidad especial por las contorsiones y el espectáculo con el que deleita al respetable. Temazos como “Cannibal Dinner”  o “Cool Single Wedding” hicieron que las reservas de energía volvieran a ponerse al máximo.

Energías necesarias para bailar de la manera en que lo hicimos con el primer conciertazo en el festival Budweisser de la tarde. La Habitación Roja salió al escenario anunciando que sería su último concierto, lo que provocó cierto estupor entre los lowers sedientos de música… Para posteriormente matizar que sería su último concierto… hasta la fecha. Total, que cuando comenzaron a repasar los temas de sus dos últimos discos, ya se nos habían pasado los nubarrones de la cabeza y cantábamos como locos “Voy a hacerte recordar” y ,sobre todo, “Ayer”, con el que cerraban un concierto épico y muy emotivo por estar tan cerquita de su casa.

Terminaron los valencianos y volamos hasta el escenario Lower donde estaba tocando Jero Romero, en su aventura en solitario tras el fin de The Sunday Drivers. Con “Cabeza de León” ha creado un pop intimista que está en perfecta comunión con todos sus fans que le han ayudado a darle forma y que le acompañan allá donde viaja.

Y tras él, vuelta al escenario Budweisser para disfrutar del plato fuerte de la noche donde tocaron los británicos Kasabian. Con cuatro discos a sus espaldas, suenan como esos grupos épicos que llenan estadios. Repaso a toda su discografía, comenzando con “Days are forgotten” y “Shot the runner” y terminando con “Fire”, no nos dejaron ni un minuto de descanso con ese espectáculo de imágenes y sonido que todavía resuenan en nuestra cabeza. Para muchos, el mejor concierto del festival (con permiso de Placebo… palabras mayores).

Corriendo todo lo que pudimos, volvimos al Lower para ver a los gallegos Triángulo de amor bizarro. Llegamos justo cuando estaban tocando “El himno de la bala” y rasgando las guitarras a más no poder. Arrolladores en directo, consumieron las pocas fuerzas que nos quedaban. Así que refrescamos nuestras gargantas y volvimos para disfrutar del último gran concierto del festival.

Vetusta Morla se ha convertido en el grupo fetiche del Low Cost. Los madrileños has estado en las tres ediciones y prácticamente su eclosión coincidió con su aparición en el festival. Alternaron temas de sus dos discos, como “Copenhague” o “Boca en la tierra”, y demostraron que seguramente serán el grupo de pop español más en forma a fecha de hoy, a tenor de la gran masa de público que mueven y que corean a la perfección todas sus canciones. El final con “La cuadratura del círculo” fue despidiendo a muchos lowers que tenían que madrugar el lunes siguiente.

Nosotros hicimos el último esfuerzo y nos quedamos para ver a los noruegos Kakkmaddafakka que nos ofrecieron un espectáculo divertidísimo con el que dijimos adiós a un festival que ha tenido un cartel de ensueño y que con tan sólo tres ediciones se ha convertido en uno de los más importantes a nivel nacional. Estaremos atentos, esperamos con renovadas ilusiones la edición del próximo año.

Ver crónica del viernes.

 

Ver crónica del sábado.

 

Publicación : 02 de agosto de 2012

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here