Ara Malikiam

0
61

 

Sorprendente y Pedagógico

 

Por Quico Miro

Fotografía. Jesús V. Reig

 

¿Quién no ha reído o ha aprendido algo en uno de sus conciertos? Ara Malikiam es sin duda uno de los violinistas actuales con mayor cercanía y contacto con el público. Siempre busca una audiencia variada y de distintas edades pero que comparte la curiosidad por la música que sale de su violín. Su público no necesita ser un entendido de música clásica, sino estar abierto a disfrutar con un espectáculo. ¿Acaso no es esto lo que buscamos cuando vamos a un concierto? Disfrutar, reir, aprender y aplaudir.

 

– ¿Qué sientes cuando te miras en el espejo?

– Lo que siento es que tengo muchas cosas por hacer, siempre pienso que lo mejor todavía no lo he hecho, que está por venir y lo que más deseo en mi vida es que acabe con la misma ilusión que tengo hoy hacia lo que hago.

 

– ¿Sabes que muchos niños te aprecian como a una estrella de rock?

– Sí, siento esa ilusión y también he aprendido mucho de ellos. El papel que yo siempre hago es despertar el amor de los niños hacia la música clásica y otras músicas. Siempre les digo que la música clásica no es un hombre con cara de pescado muerto tocando en el escenario. Se puede hacer música clásica con alegría, riendo, saludando, aplaudiendo.

 

– ¿Crees que los jóvenes músicos deben copiar a sus ídolos?

– Copiar por supuesto que no, es mejor que se equivoquen pero que lo hagan a su manera. Muchas veces grandes academias y grandes profesores recomiendan tocar a “su manera” por lo que tienen a sus alumnos reprimidos. Esto es muy triste, hacer música es  arte, es desarrollar una personalidad, no matarla.

 

-Entonces deben tener ídolos como referentes pero no copiarlos. ¿Cómo pueden conocer mejor al artista que llevan dentro?

– Siendo libres, y su profesor en lugar de prohibirles debe ayudarles a buscar juntos su personalidad.

 

– ¿Son necesarios los nervios en el escenario?

– ¡Ojalá no tuviesemos nervios! Aunque claro que es necesario pero con medida, sino fastidia. Es una muestra de que somos humanos.

 

– ¿“Cada maestrillo debe hacer su librillo”…?

– Sí, por supuesto, absolutamente y además sólo sirve para él. Esto a veces los profesores no lo entienden. Cada uno es un caso aparte.

 

– ¿Qué es lo que más te marcó de la enseñanza con tu padre?

(…)

Continúa leyendo la entrevista en el número 10 de Opticks Magazine “Sincronía” https://www.opticksmagazine.com/anteriores.php?num=10#

 

Publicación : 23 de febrero de 2014

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here